Presentación

El sistema escolarizado desaprovecha múltiples elementos educativos, porque su visión se suele circunscribir al escenario escolar; de aquÁ­ que frecuentemente no se aprecian múltiples elementos que tienen enormes potencialidades educativas, a los cuales referimos como recursos metaescolares (de meta = más allá).

La virtud de la metaescolaridad es promover experiencias de vida
(fenoménicas) para permitir al educando aprender a partir del contacto directo con los objeto mismos del conocimiento.

Ejemplos de recursos metaescolares, pueden ser los elementos que integran el entorno del educando, tales como flora, fauna, orografÁ­a, geologÁ­a, arquitectura e historia del sitio.

Otro ejemplo de recursos metaescolares, pueden ser los que institucionalmente se organizan para formular una presentación sistemática educativa, tales como los museos, planetarios, jardines botánicos, parques nacionales o zoológicos.

Objetivos

Desarrollar programas que aprovechen las potencialidades de los recursos metaescolares, planteando diseÁ±os educativos y evaluando experiencias especÁ­ficas dentro de esta modalidad.

Productos

  • El Museo Nacional de AntropologÁ­a, Reporte de una Investigación
  • El JardÁ­n Botánico de Iztacala, una experiencia desestimada
  • La evaluación como proceso de desarrollo para la museologÁ­a